Si desean ir al cine en los próximos días junto a su pareja o algunos amigos pero no saben aún en qué película confiar para pasar un rato entretenido, tal vez este artículo pueda ayudarlos a evaluar una propuesta que, a partir de hoy, estará disponible en las salas de España.

Se trata de Phillip Morris, ¡te quiero!, una producción estadounidense que busca cautivar al público valiéndose de un relato tragicómico y el protagonismo de dos artistas de renombre internacional: Jim Carrey y Ewan McGregor.

Phillip Morris, ¡te quiero!

La obra, que según afirman sus realizadores “está basada en una historia real”, tuvo como directores a Glenn Ficarra y John Requa. Hasta el momento, las críticas la han posicionado como una película agradable que consigue dejar un buen recuerdo, pero como también surgieron comentarios negativos sobre ella, resulta complicado establecer si este material es recomendable o se trata de una opción digna de ser olvidada.

Más allá de lo que se pueda opinar sobre esta cinta, hay que decir que Phillip Morris, ¡te quiero! es una comedia dramática que gira en torno a las vivencias de Steven Russell, un hombre carismático que aparenta llevar una existencia tranquila y normal junto a su familia.

Producto de un accidente automovilístico, surge en él el deseo de aceptar su homosexualidad. A partir de entonces, su realidad se transforma por completo y, para poder enfrentar los gastos de su nuevo estilo de vida, se ve obligado a cometer una serie de fraudes.

Phillip Morris, ¡te quiero!

Como consecuencia de su accionar, Russell termina en prisión. En ese marco conoce a Phillip Morris, un muchacho sensible que lo impacta y no tarda en convertirse en algo más que un simple compañero de celda. La felicidad generada por el inicio del romance pronto se ve empañada por la separación impuesta por el sistema penitenciario, pero Steven está dispuesto a todo con tal de volver a estar cerca del amor de su vida.

Si han llegado hasta este párrafo, hay grandes posibilidades de que terminen por confiar en esta cinta. Poco importa si su interés surge por el perfil tragicómico de la trama y su raíz verídica o se limita al deseo de ver en acción a Carrey y McGregor: a lo único que deberían darle crédito a la hora de decidir si ver, o no, este largometraje es a su propia intuición. Si surge en ustedes la clara voluntad de apostar por Phillip Morris, ¡te quiero! con sólo conocer su reparto o el trailer los entusiasma, entonces no lo duden ni un segundo: dejen de lado todas las críticas que pudieron haber leído sobre este filme y organicen una pronta salida al cine para juzgar con sus propios ojos a esta sorprendente comedia estadounidense.

Trailer de Phillip Morris, ¡te quiero!